La importancia de la paciencia a la hora de superar la ansiedad
4.3 (85.71%) 7 votes

Las prisas no son buenas cuando sufrimos ansiedad

Para muchas otras patologías, solemos estar por lo general bien armados de paciencia. Cuando nos torcemos o rompemos un hueso, cuando tenemos un catarro… sabemos que hay que tomar acción y el resto será cosa de que el tiempo haga el resto.

Sin embargo con la ansiedad es muy diferente. A diario veo personas invadidas por la desesperación, la impaciencia y las prisas por curar su ansiedad de una forma rápida y prácticamente milagrosa. No buscan una terapia que les haga mejorar, tampoco algo que les pueda suponer un esfuerzo. Lo que buscan es un milagro que cure su ansiedad, y por desgracia, a día de hoy, aún no he visto a nadie que lo haya encontrado.

He querido matizar en muchas ocasiones y videos de nuestro canal, que la ansiedad es una patología que debe superarse gradualmente. Yo también he pasado por ello, y se muy bien lo que es sufrir esto, sin embargo, la experiencia me hizo saber que cuanto más prisas y desesperación tengamos para querer superar el problema, más intenso y duradero se hará en el tiempo. Os recomiendo ver este video

Entre los 3 fundamentos que recomiendo encarecidamente descargar de vive sin ansiedad, hay uno que es  precisamente el que habla de este tema. No lo considero importante, lo considero fundamental.

Si quieres superar tu ansiedad, recuerda esto amigo y amiga: mientras la impaciencia forme parte de tu vida, lo vas a tener muy complicado para mejorar.

Hay emociones que debemos enjaular y no dejarlas salir ni para pasear. Emociones como la impaciencia, la desgana, la negación y las prisas, debemos dejarlas por completo a un lado y sustituirlas por otras mas positivas como la paciencia, el optimismo, la fuerza de voluntad y la constancia. Esto no es que lo diga yo, sino que cualquier terapeuta esta de acuerdo con esto que menciono.

Hace no mucho que una de las personas que buscaban opiniones sobre vive sin ansiedad, comentaba que nada le había resultado útil y que ya había pasado por todo tipo de terapias y ninguna le había ayudado a superar su ansiedad. Profundizando en su testimonio, me di cuenta de que en ninguna de esas terapias había pasado mas de 2 semanas. Supuso que si en dos semanas no había notado ninguna mejoría, es que no valía para nada. En seguida contesté a su comentario en el siguiente video de youtube.

La recuperación en la ansiedad es lenta pero progresiva.

No podemos pretender notar una increíble mejoría en 2 semanas, ni siquiera empezar a notar cambios significativos. Debemos dejar un poco de margen para que la terapia que estemos siguiendo vaya haciendo su efecto y será solo en periodos de entre 15 a 20 días cuando podamos echar la vista atrás y reflexionar sobre la mejoría que estemos experimentando.

Espero que este artículo sea de utilidad y sobretodo os arme con las herramientas necesarias para poder empezar a plantarle cara a la ansiedad desde el único y verdadero enfoque que debemos darle.

Espero vuestros comentarios. Os mando un fortísimo abrazo y feliz lunes a todos amigos.