Enfoques de la psicología humanista
1 (20%) 1 vote

– Enfoque existencialista: Los representantes de esta corriente que nace de la psicología humanista son Bingswanger, May y Laing. Se difundió en Europa gracias a psicólogos y filósofos como Jean Paul Sartre, Husserl y sus representantes, quienes hacían hincapié en la autodeterminación y la responsabilidad personal.

Para los existencialistas, las experiencias internas y nuestra búsqueda del sentido de la vida constituye el centro del porqué estamos en este mundo.

– Enfoque transpersonal o psicología transpersonal de Maslow: Puso gran énfasis en la autorealización e inició la corriente humanista dentro de la psicología. En su teoría de la autorealización las necesidades básicas han de ser satisfechas, y una vez que lo están aparecen las metanecesidades que están relacionadas con la satisfacción psíquica. Por ello, es en la búsqueda del ser en lo que se centra la psicoterapia de la psicología humanista.

– Psicología humanista de C.Rogers y su psicoterapia, la cual es una terapia no directiva y centrada en el paciente. Se fundamenta en dos aspectos básicos. Por un lado, la confianza total en el paciente, es decir, trasmitir empatía por él, entender su experiencia y su mundo para poder comprenderlo. Por otro lado, nos referimos al rechazo total de papel directivo en la terapia.

Carl Rogers fue una figura conocida e influyente en la historia de la psicología humanista.unidad 2

– Logoterapia: Según su fundador, Víctor Frankl, el concepto básico era el sentido de la vida y la pérdida de sentido de la vida era lo que generaba neurosis y patologías. En su terapia, el profesional tiene que promover y favorecer a que el paciente logre restaurar y reorientar el sentido de su vida para poder desprenderse de la neurosis. En esta tipo de terapias se tratan especialmente el vacío existencial.

– El análisis transaccional de Eric Berne: Trabaja con los estados del yo que se producen en las relaciones personales, de tal manera que ciertos estados de ese yo pueden estar en relación con otros “yos”, creando psicopatologías de manera consciente e inconsciente, que denominan el guión de la vida. Estos guiones de la vida, ya sean positivos o negativos con los que pueden trabajarse mediante esta terapia, mediante un contrato en el que el paciente establecer una serie de normas a cumplir con el terapeuta. Ayuda a restaurar el potencial original del ser humano y la confianza de la persona.

– Enfoque bioenergético de Lowen: Tiene sus raíces en los postulados de Wilhem Reich dentro de la corriente psicoanalítica y su propuesta de análisis del carácter.

El carácter es la máscara que cubre a la persona para poder convivir con los impulsos derivados de los instintos y evitar así la neurosis. La represión además de neurosis puede producir angustia y sentimientos negativos intensión. Los conflictos y las tensiones se manifiestan en el cuerpo y se tratan con ejercicios que hacer liberar tensiones.

– El psicodrama: Dentro de las teorías humanistas, el psicodrama está relacionado con la patología que surge cuando las personas mantienen y admiten roles inadecuados, dañando así su persona. Para eliminar las patologías que se derivan de estos roles es necesario realizar psicodramas que permiten deshacerse de esos roles y asumir los adecuados.