Nota de lector
[Votaciones: 0 Average: 0]

Hola a todos, amigos lectores de nuestro blog. Desgraciadamente y con más frecuencia de la que nos gustaría, escuchamos en los informativos noticias relacionadas con jóvenes, a veces incluso niños, que sufren bullying en el colegio y la historia tiene un trágico final.

En este mundo en el que vivimos, cada vez con más frecuencia empleamos los avances tecnológicos para mejorar nuestra vida y vivir más cómodamente, pero la tecnología, más concretamente internet, no nos trae solo cosas buenas. Hoy en día, aparte del bullying, algunos jóvenes tienen que lidiar también con el ciberbullying.

ciberbullying y ansiedad

¿Qué es el ciberbullying? El ciberbullying es “el uso de los medios telemáticos (Internet, telefonía móvil y videojuegos online principalmente) para ejercer el acoso psicológico entre iguales”. Por tanto tiene que haber menores en ambos extremos del ataque para que se considere ciberbullying. Es decir, estamos ante un caso de ciberbullying cuando un o una menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

El ciberbullying tiene tres características principales:

  • Intencionalidad: hacer daño sabiendo que se hace.
  • Periodicidad: el daño es ser recurrente.
  • Desigualdad entre el agresor y la víctima: que puede ser física, social, económica y/o psicológica.

Este tipo de acaso es más agresivo que el bullying ya que en el mundo cibernético los comentarios, fotografías y vídeos colgados en la red llegan a mucha más gente y se expande la información a una velocidad asombrosa. Además, mucha gente al ver las burlas, comentarios e insultos hechos a la víctima por el acosador, se unen incluso sin conocer de nada a la víctima y el daño que recibe la persona es mucho mayor.

¿Qué relación tiene el ciberbullying con la ansiedad? El ciberbullying por sí solo ya es bastante grave, pero si no se detecta a tiempo puede provocar otra serie de trastornos como la ansiedad y la depresión. Cuando los jóvenes se ven expuestos a esta gran burla, se sienten avergonzados, inseguros y mientras que su nivel de autoestima disminuye, su ansiedad aumenta.

Es muy importante detectar cuanto antes este tipo de acoso porque por desgracia, en ocasiones termina en suicidio. Los padres de los jóvenes que están sufriendo ciberbullying podrán detectar que algo no va bien cuando noten que sus hijos se aíslan, están tristes, enfadados, irritados y tienen miedo y ansiedad.

Ante esta situación lo mejor que se puede hacer es intentar acercarse a ellos. Crear, si no existe ya, un lazo de confianza y seguridad para que el adolescente (o el niño) cuente lo que le está pasando y así poder ayudarle a enfrentarse a ello, a terminarlo y a superarlo.

Fuente de información: www.ciberbullying.com y El Horizonte

About Beatriz

Beatriz Wandosell (Redactora del Blog y colaboradora) PNL "Programación Neuro Lingüistica aplicada a patologías emocionales.
A %d blogueros les gusta esto: