Ansiedad por Separación o Divorcio

¿Sabías que después de un divorcio puedes sufrir de ansiedad por separación? ¿Deseas saber más sobre esto? Acompáñanos en este artículo y entérate de qué trata este trastorno de angustia.

La ansiedad por separación es una complicación que ocurre comúnmente en los infantes, pero en este artículo lo presentaremos desde dos perspectivas la del niño y la del adulto. Siempre será un trago amargo por el cual muchas familias pasan. Aunque sea de índole amistoso, en algún momento va a generar preocupación, nervios y angustia.

A pesar de crear un cuadro de desasosiego bastante general, que complica la situación, no es un problema que no se pueda resolver. La baja autoestima y la inseguridad son parte del trastorno de ansiedad por separación.

Por qué padeces ansiedad por separación

Cuando eres un infante es necesario que te presten atención y que tus padres te cuiden, algo muy natural, puesto que tus progenitores deben protegerte. No obstante, si existe una sobreprotección esto puede traer problemas bastante grandes para tu vida, no solo en la niñez y adolescencia, sino, también en la adultez.

ansiedad por separación relación ansioso

Las causas de la ansiedad por separación pueden ser variables, el 97% de las experiencias tienen que ver con las situaciones vividas en la infancia como sobreprotección, o haber sido víctima de experiencias de índole traumático como: bullyng, maltrato físico, violación, perdida de alguien querido, entre otros.

Este problema también puede ser originado de miedos que están alojados en tu psique que no has podido eliminar (miedo a estar solo, a sentir dolor, a la depresión, a la soledad) y que empiezan a presentarse en la adultez.

No dejes de leer el apartado sobre Impacto psicológico de la emigración: Síndrome de Ulises Parte I

Cuando eres adulto estos problemas pueden generar dificultades como: el divorcio, distanciamiento de un ser querido, madre, padre o amado, separación del hogar, entre otros.

Síntomas de la ansiedad por separación

1# Dificultades en la Personalidad:

Cuando hay ansiedad por separación aparecen cambios drásticos en la personalidad de la persona que la padece. La angustia es la emoción que reina en el paciente, logrando un cambio en el estado anímico del paciente. Esto resulta en una persona depresiva, sumisa y es probable que se sienta en estado permanente de culpa.

2# Cambios en las rutinas:

Cuando se sufre de ansiedad por separación, el individuo pierde la incapacidad para llevar a cabo sus actividades del día a día. La angustia provoca una falta de concentración, bajando el rendimiento y provocando dificultades como la pérdida del empleo.

3# Físicos:

Los síntomas físicos más comunes ante la aparición de la ansiedad por separación son: vómitos, dolores de cabeza, mareos, taquicardia, malestar a nivel estomacal, entre otros. Estos pueden variar según el grado de ansiedad que se experimenta.

Cómo evitar la ansiedad por separación o divorcio

¿Presentas síntomas de ansiedad por separación y afecta tu vida diaria? Debes acudir a un especialista si ésta es muy grave, para que te presente el tratamiento que más se adapta a tu problema. No obstante, si aún no es muy agudo hay algunos puntos que debes tener en cuenta y que no debes dar por entendido cuando se trata de ansiedad por separación.

ansiedad por separación

Un divorcio implica la separación de una pareja, no tu ruptura con tu familia que te ha costado formar. Por los tanto no te sientas culpable si es una separación en buenos términos (sin dramas y con naturalidad) y tus hijos ganan con la misma.

En cuanto a tu estado sentimental lo mejor para que tu ansiedad por separación no se agrave, es que pases un tiempo de duelo por el divorcio. Sin embargo, no te preocupes tarde o temprano te recuperaras y empezaras a ver algunas ventajas en cuanto a tu estado de soltería.

La mejor manera para evitar los problemas económicos producidos por el divorcio y no caer en ansiedad es adoptar y mantener una actitud de conciliación. Si la otra parte no desea tener la mejor de las actitudes, lo ideal es que tomes distancia y dejes que tu abogado se entienda con él.

¿Qué te parece el artículo? Recuerda, el divorcio puede ser una zozobra o una tranquilidad dependiendo de cómo intentes tratar con ello.

Ansiedad al conducir ¿Es normal?

¿Conoces lo que es ansiedad al conducir? ¿Sabes de una persona que haya tenido miedo a conducir? o en su defecto ¿tú mismo? Si tus respuestas fueron positivas, ¡tranquilo! nosotros te explicaremos de que trata.

Ansiedad al conducir: Amaxofobia

La ansiedad al conducir o estar frente a un volante, es mejor conocida en psicología en su estado más agudo como la amaxofobia. Según un análisis mundial, el 33% de las personas que conducen sufren de este trastorno a nivel mundial, siendo el género femenino más propenso a desarrollarla.

El problema de la ansiedad al conducir es cuando aparece de forma exagerada, irracional, distorsionada y sin ningún tipo de control.

Para la mayoría de las personas éste no es un problema, ya que creen que se puede resolver. Esto es debido a que la mayoría lo confunde con el miedo que tienen los nuevos conductores y que van controlando después. Sin embargo, la amaxofobia paraliza la vida de quien lo padece.

Síntomas de este tipo de ansiedad

Cuando sufres de ansiedad puedes experimentar diversas emociones, sentimiento y reacciones físicas que pueden ir desde lo más leve hasta la más aguda. Algunas de estas son: Miedo paralizante con tan solo pensar en el hecho, incapacidad para poder conducir, sudoración, cefalea, taquicardia, resequedad en la cavidad bucal, mareos, entre otras.

No dejes de revisar la noticia sobre Los beneficios de los videojuegos para combatir el estrés

Además, aparecen sensaciones de desrealización a la hora de conducir, un sentimiento constante de que en algún momento ocurrirá un desastre o habrá una falla, excusas habituales para no conducir.

¿A quién afecta?

1# Conductores nuevos:

Todos los conductores al principio experimentan la frustración y el estrés de enfrentarse al tráfico. El tres por ciento de ellos no logra soportar la ansiedad que esto le produce y determinan que lo mejor es abandonar la conducción. La mayoría de este porcentaje termina por sentirse fracasado por no haber aprendido a conducir.

ansiedad al conducir conductor ansioso ansias estrés

2# Conductores con habitual experiencia:

Son aquellas personas que después de haber pasado un tiempo conduciendo comienzan a manifestar episodios de ansiedad, principalmente en las autopistas sin antes haber presentado antecedentes de ansiedad en otros lugares. Es común que se presente durante las jornadas arduas de trabajo y de estrés personas.

3# Conductores con experiencias traumáticas:

En este grupo la ansiedad al conducir se desarrolla justo después de que el individuo sufre un accidente de tráfico o sus familiares. Para ellos estar frente a un volante es pasar por la misma situación otra vez. Esta actividad crea una respuesta inmediata activando los niveles de ansiedad.

¿Cómo tratar la ansiedad al conducir?

Es bastante difícil poder superar la ansiedad al conducir si no se tienen ningún tipo de auxilio, más si estamos en un estado en cual los síntomas están muy avanzados. No obstante, con un tratamiento realizado de forma adecuada se puede lograr. A continuación, te presentaremos algunos tips para que empieces a tratar tu problema.  

síntomas de ansiedad conducir ansiedad al conducir

1# Habla de tus miedos:

Comunicar el miedo que posees es muy importante, ya que te ayuda a aceptar el problema que estás pasando. Colocar tus emociones en palabras es esencial este proceso de cura de la ansiedad al conducir.

2# Evita la tensión:

Sabemos que manejar conlleva sus riesgos, sin embargo, el que estés realizando esta acción no implica que tendrás un accidente. Tienes que hacerlo de manera responsable y alerta. Experimenta a minimizar tu ansiedad al conducir con métodos de relajación, e incluso hazlos antes de manejar.

3# No regreses a conducir de forma drástica:     

Para combatir la ansiedad al conducir no debes hacerlo de golpe, sino que debes empezar con cosas sencillas como colocarte frente al volante unos minutos, luego ir a lugares cortos como el supermercado más cercano. Haz la revisión necesaria del automóvil para que calmes un poco tu ansiedad (los espejos, el asiento, el combustible, etc.)  y condiciona tu ambiente (tú música, los accesorios que llevas en el auto, etc.).

¿Te gustaron nuestras sugerencias para atacar la ansiedad al conducir? Recuerda que todo problema posee una solución, sólo debes encontrar la más adecuada para ello.

 

La importancia de la paciencia a la hora de superar la ansiedad

Las prisas no son buenas cuando sufrimos ansiedad

Para muchas otras patologías, solemos estar por lo general bien armados de paciencia. Cuando nos torcemos o rompemos un hueso, cuando tenemos un catarro… sabemos que hay que tomar acción y el resto será cosa de que el tiempo haga el resto.

Sin embargo con la ansiedad es muy diferente. A diario veo personas invadidas por la desesperación, la impaciencia y las prisas por curar su ansiedad de una forma rápida y prácticamente milagrosa. No buscan una terapia que les haga mejorar, tampoco algo que les pueda suponer un esfuerzo. Lo que buscan es un milagro que cure su ansiedad, y por desgracia, a día de hoy, aún no he visto a nadie que lo haya encontrado.

He querido matizar en muchas ocasiones y videos de nuestro canal, que la ansiedad es una patología que debe superarse gradualmente. Yo también he pasado por ello, y se muy bien lo que es sufrir esto, sin embargo, la experiencia me hizo saber que cuanto más prisas y desesperación tengamos para querer superar el problema, más intenso y duradero se hará en el tiempo. Os recomiendo ver este video

Entre los 3 fundamentos que recomiendo encarecidamente descargar de vive sin ansiedad, hay uno que es  precisamente el que habla de este tema. No lo considero importante, lo considero fundamental.

Si quieres superar tu ansiedad, recuerda esto amigo y amiga: mientras la impaciencia forme parte de tu vida, lo vas a tener muy complicado para mejorar.

Hay emociones que debemos enjaular y no dejarlas salir ni para pasear. Emociones como la impaciencia, la desgana, la negación y las prisas, debemos dejarlas por completo a un lado y sustituirlas por otras mas positivas como la paciencia, el optimismo, la fuerza de voluntad y la constancia. Esto no es que lo diga yo, sino que cualquier terapeuta esta de acuerdo con esto que menciono.

Hace no mucho que una de las personas que buscaban opiniones sobre vive sin ansiedad, comentaba que nada le había resultado útil y que ya había pasado por todo tipo de terapias y ninguna le había ayudado a superar su ansiedad. Profundizando en su testimonio, me di cuenta de que en ninguna de esas terapias había pasado mas de 2 semanas. Supuso que si en dos semanas no había notado ninguna mejoría, es que no valía para nada. En seguida contesté a su comentario en el siguiente video de youtube.

La recuperación en la ansiedad es lenta pero progresiva.

No podemos pretender notar una increíble mejoría en 2 semanas, ni siquiera empezar a notar cambios significativos. Debemos dejar un poco de margen para que la terapia que estemos siguiendo vaya haciendo su efecto y será solo en periodos de entre 15 a 20 días cuando podamos echar la vista atrás y reflexionar sobre la mejoría que estemos experimentando.

Espero que este artículo sea de utilidad y sobretodo os arme con las herramientas necesarias para poder empezar a plantarle cara a la ansiedad desde el único y verdadero enfoque que debemos darle.

Espero vuestros comentarios. Os mando un fortísimo abrazo y feliz lunes a todos amigos.

Opinión personal del método Vive Sin Ansiedad

Este artículo ha sido enviado por un usuario de ViveSinAnsiedad dando su opinión sobre el método. El artículo ha sido publicado por Eric K Gutiérrez.

Buenas tardes, mi nombre es Carlos Martínez y me gustaría dar mi opinión personal sobre el método de Vive Sin Ansiedad escribiendo siempre desde el respeto a las personas que pueda hacer mención.

Llevo con ansiedad aproximadamente un año y medio y lo he pasado realmente mal. A día de hoy estoy cursando el método de Vive Sin Ansiedad y aunque sigo con ansiedad, pero tengo que decir que se me ha reducido en un 60%. Llevo con el método casi dos meses y medio y aunque mi avance es lento, no deja de ser progresivo. Esto es lo que me mantiene contento y me alienta para seguir cursándolo porque sé que acabaré superando mi ansiedad por completo.

Quería escribiros esto en primer lugar por mostrar el agradecimiento a todo el apoyo que esto recibiendo por parte de estos señores de Vive Sin Ansiedad y aunque solo sean unas pocas palabras, a día de hoy es lo más que puedo dar. Y en segundo lugar porque mirando por Internet he visto alguna web que otra en la que, sin haber adquirido el método, ni tan siquiera haberle echado un vistazo por encima solo blasfeman sobre Eric y su equipo de Vive Sin Ansiedad. Que no es psicólogo, que su nombre solo está ligado al comercio, que el Dr. Richards no existe, que no explica en que consiste el método…  en fin, una serie de calumnias que, a mi punto de ver, lo único que pretenden es tratar de hundir el nombre de esta persona y lo más triste es que encima es por parte de un profesional, el cual como él dice parece estar ofendido por culpa de Vive Sin Ansiedad. No quiero decir quiénes son estas personas, pero no es necesario buscar mucho en Internet para encontrarlos.

Mi intención es desmentir muchas cosas sobre lo que dicen de Eric y sobre Vive Sin Ansiedad mencionando varios de los puntos los cuales tachan de mentiras.

El Dr. Richards

Empecemos por el Dr. Richards el cual dicen que no existe y que no son capaces de encontrar por ningún lado. Tan solo debemos escribir “Dr. Richards Anxiety” para ver quién es este señor, poder leer sobre él, su trabajo y todo lo relacionado con sus estudios y su vida personal. Que, por cierto, es estupendo, os animo a que lo busquéis y leáis sobre él.

Solo es una imagen, si buscas su nombre en Internet no existe, solo páginas de venta:

¿Cuántas personas a día de hoy no tienen perfiles en redes sociales? ¿En serio puede llegar alguien a creer que esta persona que sube vídeos a YouTube de manera gratuita todas las semanas e imágenes a Facebook no existe? Encima algunos de los vídeos los ha subido desde su propia casa o desde el coche… Eric tiene más de 100 000 suscriptores en YouTube, pondría la mano en el fuego a que parte de ellos lo conocen personalmente o se han cruzado con él por la calle.

Más información sobre el Dr Richards

Eric no es psicólogo.

Cierto, pero esto no significa que no tenga conocimientos sobre la ansiedad. He acudido a terapias con psicólogos que me han sido de gran ayuda y estoy en un grupo de FaceBook en el que compartimos consejos y muchas de las cosas que Eric menciona en el método son las mismas. Es decir, son conceptos de psicología.

Creo que el problema que tienen aquí con Eric es que, como él ha decidido estudiar conocimientos y psicología para la ansiedad de manera autodidacta y no acudiendo a una universidad, entonces su palabra no vale y creo que esto no es para nada justo y ven en esto un hándicap para atacarle a él y a lo que ha conseguido crear.

¿Correo Spam el cual no puedes darte de baja y te ha suscrito solo?

Esto me hizo hasta reír. Yo me suscribí a su lista para poder descargar los tres fundamentos básicos que Eric ofrece de manera gratuita y sinceramente agradezco cada mensaje de apoyo que ha podido mandarme a mi correo electrónico porque sinceramente un mensaje de aliento se agradece y más aún cuando sufrimos ansiedad y muchos de nuestros días pueden ser realmente malos.

Y para darse de baja solo hay que llegar al pie del mensaje, lo pone bastante claro la verdad. “Para darse de baja de la recepción de emails: Pinche aquí”.

No explica en que consiste su método.

¿Hay alguien que haya entrado a Vive Sin Ansiedad y con haber ojeado la página no más de 10 minutos no sabe en qué consiste su método? Lo explica en vídeo y en texto por toda la página, pero para quien no lo sepa Vive Sin Ansiedad es un método didáctico, el cual te explica lo que tienes, lo que sientes y te indica unas pautas que debes poner en práctica como exponerte, realizar unos ejercicios determinados y la manera en que debes realizarlos y donde ofrecen apoyo personalizado, pero en ningún momento dice que sea por teléfono. El apoyo que yo estoy recibiendo es desde la propia plataforma.

Y no es más que eso, no es nada milagroso ni nada que un psicólogo por tan solo tener una carrera sean los únicos que pueden ayudar a superar la ansiedad.

Son conocimientos, conocimientos que yo estoy adquiriendo por ejemplo y que cuando termine de superar mi ansiedad pues los tendré igual que los tiene Eric y son conocimientos que tienen todas las personas que han podido superar su ansiedad.

Eric tan solo ha creado una comunidad de personas con ansiedad y sinceramente, viendo todo el trabajo realizado no me parece mal que cobre lo que encima apenas cobra porque es una gran cantidad de horas de trabajo dedicado solo para personas con ansiedad que por desgracia cada vez somos más.

Sé que habrá personas que no estén de acuerdo con lo que digo, pero todo podéis verificarlo vosotros mismos. Os invito a hacerlo y es que me parece muy feo esto que tratan de hacer con el trabajo de una persona que por cobrar una miseria por el método sea atacado de esta manera por profesionales del sector

.opiniones del método

Aquí termina el artículo de Carlos y empiezo yo mismo mi propia conclusión.

Obviamente, no voy a entrar en disputas con cada persona que quiera atacarnos. Envidio el tiempo libre que tienen y agradezco que se fijen en nosotros. Yo por el contrario, tengo el tiempo muy justo y no me sobra ni un minuto para dedicar ni una sola palabras más a cada persona que quiera criticarnos sin argumentos. En este post se puede ver un poco de información de un psicólogo colegiado que “sí” hizo un review con criterio después de haber realizado el método.

A parte; ¿por qué iba a preocuparme la opinión de un psicólogo con tanto tiempo libre?… supongo que tanto tiempo libre, dice ya mucho de su profesionalidad 🙂

PD: Malas noticias para los que nos critican. “Vive Sin Ansiedad ha crecido en los primeros 6 meses de 2017, lo mismo que creció en todo el 2016”

 

Ansiedad por trabajar en una oficina

Hola a todos, amigos lectores de nuestro blog. Hoy vamos a hablar sobre aquellos casos de ansiedad y de dolor que se dan cuando trabajamos en una oficina, como hacemos mucho de nosotros.

trabajo en oficina y ansiedad

Según las estadísticas ocho de cada diez personas que trabajan en una oficina sufren algún episodio de dolor durante su jornada laboral. Estos episodios de dolor suelen tener su origen en la espalda, debido a las largas horas que pasan sentados en las sillas de las oficinas, o en la cabeza, causado por los largos periodos ininterrumpidos que pasan delante de la pantalla de un ordenador. Si a esto le sumamos el estrés de la gran cantidad de trabajo, del trabajo pendiente y del que está por venir, el resultado es un gran número de trabajadores con ansiedad.

El gran problema de la ansiedad debida a los trabajos de oficina es la “espiral de estrés emocional – dolor físico”. Esto quiere decir lo siguiente: debido a la gran carga de trabajo se generan una serie de tensiones psicológicas que a su vez generan los dolores musculares y de cabeza. ¿Cómo puede ocurrir esto? Muy sencillo. Pensemos por un momento que estamos completamente relajados, tranquilos y sin preocupaciones. En este caso los músculos de nuestro cuerpo estarán relajados y “blandos”. Sin embargo, pensar en algún momento en que hayáis sentido vuestro cuerpo pesado, cargado, con los músculos en tensión. En este último caso incluso el hecho de sentarnos en un sofá nos crea incomodidad e incluso dolor. Pues esto es lo que ocurre cuando esas tensiones emocionales de las que hablábamos nos generan un dolor físico. Al encontrarnos sentados delante de un ordenador durante tantas horas, ese dolor físico se refleja sobre todo en la espalda, con más frecuencia en la zona lumbar, en los hombros, el cuello y la cabeza.

Este problema puede llegar a ser mucho más grave de lo que podemos pensar en un principio ya que por un lado los dolores físicos se pueden convertir en graves contracturas o agarrotamientos crónicos. Por otro lado el estrés laboral combinado con el dolor físico puede desencadenar en trastornos de ansiedad o depresión.

Para evitar estos trastornos de ansiedad y los dolores físicos podemos intentar mejorar nuestra calidad de vida en el entorno laboral en la medida de lo posible. Probablemente no podrás reducir el número de horas delante de la pantalla del ordenador ni comprarte una silla más cómoda y ergonómica que mejore tu postura a la hora de sentarte en tu escritorio, pero si puedes hacer una serie de respiraciones (de las que ya hemos hablado en posts anteriores de este blog) para relajarte y relajar los músculos de tu cuerpo, o darte pequeños masajes en aquellas zonas doloridas con alguna crema relajante. También es muy efectivo que descanses aunque sean un par de minutos cuando lleves una hora sentado en la misma posición. Ese descanso puede consistir simplemente en levantarte de la silla y estirar un poco los músculos.

Si a estos consejos le sumamos el hecho de hacer algún tipo de ejercicio físico o deporte con regularidad, os puedo asegurar que os encontraréis mucho mejor.

 

Impacto psicológico de la emigración: Síndrome de Ulises parte II

El Síndrome de Ulises o Síndrome del viajero eterno, se caracteriza por lo siguiente:

– Tristeza: La nostalgia es uno de los sentimientos más frecuentes en este tipo de casos, junto con el sentimiento de vacío y preocupaciones. Genera en el sujeto aislamiento por no encontrarse en el lugar adecuado o no tener personas cercanas, dando lugar a un vacío afectivo que muchos no lograr superar. Todo ello da lugar a que el sujeto se sienta incapaz, pierda el valor y disminuya su autoestima.

– Soledad: La persona se siente sola y no consigue llenar ese vacío con otras nuevas personas ni con su nuevo entorno. De nuevo aparecen sentimientos de vacío y degeneración en la autoestima.

 – Culpabilidad: La persona puede sentirse culpable por no haber hecho bien las cosas, haber abandonado a sus seres queridos o no haber cumplido sus objetivos. Se auto-recriminan por la situación actual y se arrepienten de la decisión tomada, sobre todo cuando no encuentran el trabajo deseado o éste no cumple con sus ideas preconcebidas.

– Desengaño: La persona se da cuenta de que el lugar en el que está es muy diferente a l que esperaba. Sus esperanzas pueden verse frustradas y pueden entrar en una espiral de sentimientos negativos.

– Trastornos psicosomáticos: La persona que se encuentra en esta situación no solo puede padecer problemas psicológicos sino también insomnio, dolor de cabeza, falta de apetito, exceso de apetito, fatiga o falta de concentración.

Estos síntomas aparecen cuando la persona siente que la situación la está desbordando y no se ve con los recursos necesarios o la capacidad suficiente para afrontar lo que le ocurre. Esto se conoce como crisis vital y normalmente tiene mucho que ver con la forma de ser de la persona, cómo reacciona a los cambios y a las nuevas circunstancias. Llegados a este punto, la persona en cuestión debe plantearse una nueva forma de afrontamiento ante la situación: nuevas formas de verse a sí mismo o nuevas formas de ver la situación.sindrome-viajero

Antes de partir, es bueno seguir una serie de recomendaciones que nos preparen para esta experiencia y así llevarlo mejor en un futuro, entre ellas destacamos las siguientes:

– Proceso de duelo: Una buena forma de comenzar una nueva etapa es cerrar otra anterior de manera consciente. Es recomendable hacer una despedida con familiares y amigos para ser consciente de la pérdida que supone y pasar por el duelo que conlleva.

– Nueva identidad: Muchas veces se tienen roles familiares o de amistad en el lugar de origen a los que la persona puede sentirse atada. En esta nueva etapa, esta persona puede liberarse y ser realmente quien quiere ser, mejorando aquellos aspectos de su personalidad que no le convencen.

– Inseguridad: Es bueno hablar del tema con personas que han pasado por el mismo proceso y así intentar quitar esos miedos que puedan venir, teniendo una visión más realista sobre lo que nos vamos a encontrar.