Trucos para calmar la ansiedad

Hay personas que sufren de ansiedad generalizada y este estado hacer que nos preocupemos todo el tiempo por cualquier cosa nos sentimos inseguros, temerosos y nerviosos por cosas que realmente no tienen ninguna importancia. Todo ello puede dar lugar a que suframos un ataque de ansiedad, pero con las técnicas adecuadas podemos evitar este tipo de crisis.

Muchas personas se ayudan de realizar movimientos repetitivos para calmar su ansiedad pero lo cierto es que ésto no solo hace que no combatamos este estado, sino que nos pone más nerviosos de lo que estábamos, por lo que no sirve para nada. Otras personas se refugian en la comida o en el alcohol, pero esto tampoco funciona para calmar esta angustiosa sensación, sino todo lo contrario.

Para manejar la ansiedad, aprender a controlarla y combatirla, hemos seleccionado una serie de trucos que te ayudarán a calmar tus nervios antes de enfrentarte a una crisis. ¡Vamos a cerrarle la puerta a la ansiedad!148102_452339702062_52094842062_6129305_7879461_n

  • En primer lugar, debes quitarte el miedo. Ten en cuenta que la ansiedad se genera por el propio miedo a tener una crisis de ansiedad, por tanto, piensa que se te pasará y no te preocupes por lo que conlleva.
  • Si tienes la oportunidad de tomarte un respiro, sal a caminar. Camina de manera rápida intentando concentrarte en tu respiración. Cuando nos centramos en la respiración dejamos la mente en blanco y simplemente prestamos atención a todo el proceso respiratorio que se está produciendo.
  • Luego sienta y respira hondo. Aprende ejercicios de respiración ya que son altamente recomendables para relajar la mente y dejar de sufrir ataques de nervios innecesarios.
  • Muévete, pero no realizando ejercicios rápidos ni repetitivos, simplemente haz unos estiramientos, ya verás como enseguida notas como tus músculos se relajan.
  • Bebe pequeños sorbos de agua de manera pausada.
  • Cambia de actividad, si no estás en el trabajo y tienes vía libre, deja todo lo que estés haciendo y concéntrate en otra cosa.
  • Visualiza escenas relajantes, situaciones que te hagan feliz y te sean familiares y agradables.
  • La meditación te ayudará a llenar tu mente de pensamientos positivos. Es recomendable que la pongas en práctica para mejorar tu estilo de vida.

 

 

Los beneficios de los videojuegos para combatir el estrés

Todos sabemos que los videojuegos divierten a niños y adultos, ya que gracias a ellos podemos experimentar experiencias inigualables y agradables. Además, es una herramienta muy eficaz  a la hora de aliviar el estrés y posee efectos positivos tanto físicos como mentales, siempre y cuando se utilicen en su justa medida.

Numerosos estudios coinciden en que jugar a los videojuegos nos puede beneficiar de la siguiente manera:

  1. Aumentando nuestra inteligencia, ya que ayuda a aumentar nuestra flexibilidad y plasticidad cerebral.

En el estudio realizado en la Universidad Queen Mary y el de la Universidad Collegue, ambas en Londres, tomaron una muestra de 72 voluntarios para ver como mejoraban su rendimiento en diversas pruebas psicológicas y cognitivas como la velocidad y la precisión. La hipótesis se cumplía, se encontraban mucho más preparados aquellos que habían jugado durante 40 horas (en seis u ocho semanas) que aquellos que no.

  1. Aumenta la materia gris en el hipocampo derecho, la corteza prefrontal derecha y el cerebelo. Estas áreas que nombramos son las responsables de la navegación espacial, así como de la formación de la memoria, la planificación, la estrategia y la motricidad fina en las extremidades superiores.

Algunos investigadores alemanes llegaron a la conclusión de que los videojuegos eran muy recomendables en terapias con pacientes afectados de trastornos mentales, como por ejemplo, la esquizofrenia, el trastorno de estrés post-traumático o el Alzheimer.

  1. Reduce el proceso de envejecimiento. Con solo jugar dos horas a la semana te puede ayudar a reducir el grado de deterioro mental asociado al proceso natural de envejecimiento.q-prefieren-escuchar-musica-ver-pelis-jugar-videojuegos-949433

En un estudio realizado este año por la Universidad de Iowa se ha comprobado que jugar 10 horas a un videojuego bien diseñado, es capaz de detener el declive de las habilidades cognitivas hasta siete años.

  1. La Universidad de Padua confirma además, que para los niños disléxicos es muy gratificante ya que puede mejorar sus habilidades de lectura.
  2. Reduce la ansiedad considerablemente. Especialmente, aquellos con un gran énfasis en la realidad virtual son eficaces para reducir la ansiedad, así como aliviar el dolor o molestias de las enfermedades crónicas.
  3. Ayudan a recuperar la motricidad. Es beneficioso para aquellas personas que sufrieron accidentes y hoy en día tienen dificultades para recuperar el movimiento. Los estudios relacionados con este hecho tuvieron lugar en la Universidad de Tel Aviv.

Aunque los videojuegos en los últimos tiempos se han relacionado con la violencia, tiene una gran cantidad de beneficios considerables, todo dependerá de su debido uso, sin excesos.

 

Impacto psicológico de la emigración: Síndrome de Ulises parte II

El Síndrome de Ulises o Síndrome del viajero eterno, se caracteriza por lo siguiente:

– Tristeza: La nostalgia es uno de los sentimientos más frecuentes en este tipo de casos, junto con el sentimiento de vacío y preocupaciones. Genera en el sujeto aislamiento por no encontrarse en el lugar adecuado o no tener personas cercanas, dando lugar a un vacío afectivo que muchos no lograr superar. Todo ello da lugar a que el sujeto se sienta incapaz, pierda el valor y disminuya su autoestima.

– Soledad: La persona se siente sola y no consigue llenar ese vacío con otras nuevas personas ni con su nuevo entorno. De nuevo aparecen sentimientos de vacío y degeneración en la autoestima.

 – Culpabilidad: La persona puede sentirse culpable por no haber hecho bien las cosas, haber abandonado a sus seres queridos o no haber cumplido sus objetivos. Se auto-recriminan por la situación actual y se arrepienten de la decisión tomada, sobre todo cuando no encuentran el trabajo deseado o éste no cumple con sus ideas preconcebidas.

– Desengaño: La persona se da cuenta de que el lugar en el que está es muy diferente a l que esperaba. Sus esperanzas pueden verse frustradas y pueden entrar en una espiral de sentimientos negativos.

– Trastornos psicosomáticos: La persona que se encuentra en esta situación no solo puede padecer problemas psicológicos sino también insomnio, dolor de cabeza, falta de apetito, exceso de apetito, fatiga o falta de concentración.

Estos síntomas aparecen cuando la persona siente que la situación la está desbordando y no se ve con los recursos necesarios o la capacidad suficiente para afrontar lo que le ocurre. Esto se conoce como crisis vital y normalmente tiene mucho que ver con la forma de ser de la persona, cómo reacciona a los cambios y a las nuevas circunstancias. Llegados a este punto, la persona en cuestión debe plantearse una nueva forma de afrontamiento ante la situación: nuevas formas de verse a sí mismo o nuevas formas de ver la situación.sindrome-viajero

Antes de partir, es bueno seguir una serie de recomendaciones que nos preparen para esta experiencia y así llevarlo mejor en un futuro, entre ellas destacamos las siguientes:

– Proceso de duelo: Una buena forma de comenzar una nueva etapa es cerrar otra anterior de manera consciente. Es recomendable hacer una despedida con familiares y amigos para ser consciente de la pérdida que supone y pasar por el duelo que conlleva.

– Nueva identidad: Muchas veces se tienen roles familiares o de amistad en el lugar de origen a los que la persona puede sentirse atada. En esta nueva etapa, esta persona puede liberarse y ser realmente quien quiere ser, mejorando aquellos aspectos de su personalidad que no le convencen.

– Inseguridad: Es bueno hablar del tema con personas que han pasado por el mismo proceso y así intentar quitar esos miedos que puedan venir, teniendo una visión más realista sobre lo que nos vamos a encontrar.

Impacto psicológico de la emigración: Síndrome de Ulises Parte I

La emigración es un hecho que ha acompañado a la humanidad desde su existencia. Siempre ha habido fenómenos migratorios en mayor o menor magnitud en la sociedad, sobre todo en momentos de crisis económica, como está ocurriendo desde hace algunos años en España. Muchos jóvenes españoles deciden emigrar al extranjero a buscar nuevas oportunidades, y gracias a este hecho a lo largo de toda la historia, es como las sociedades han evolucionado en forma de vida y de ver el mundo ya que comparten experiencias, avances, pensamientos, inventos, valores, etc.Trabajo-en-el-extranjero

Hay múltiples razones para emigrar, según cada caso, puede deberse a circunstancias personales o circunstanciales, pero el motivo principal es el deseo y la esperanza de un nuevo comienzo y lograr una mejora de la vida personal. Si esta persona que decide emigrar pensara que no va a ser mejor lo que le espera a lo que ya tiene actualmente, no tomaría una decisión tan importante como ésta. Uno de los aspectos positivos que tiene la emigración es que se conocen nuevas culturas y se puede mejorar tanto en lo intelectual como en lo económico.

Cuando una persona llega al lugar de destino necesita adaptarse rápidamente a su nueva situación. Aparece el estrés como consecuencia de ello ya que la persona se encuentra en estado de alerta y activación. Cuando se presenta en dosis altas, se entra en un estado de ansiedad que en muchos casos impiden hacer las cosas de manera adecuada, dando lugar a una espiral de ansiedad-preocupación. Esta sería la parte negativa de la emigración.

Si además estos síntomas se prolongan en el tiempo, la culpabilidad o el sentimiento de soledad darán lugar a la depresión y con ella, el Síndrome de Ulises.

Emigrar es el proceso por el cual la persona cambia de lugar de origen o residencia habitual por un nuevo territorio. Este hecho puede suponer un cambio radical, en cuanto a cultura, idioma y en muchos casos incluso valores de la sociedad. Emigrar es quizá una de las decisiones más importantes que puede tomar una persona, junto  a las decisiones de casarse, tener hijos o comenzar una carrera.

Los fenómenos psicológicos que se dan en las personas cuando emigran tienen una estrecha relación con todo lo que dejan atrás: amigos, familia, ciudad, pérdida de identidad, culpabilidad por irse, miedo al fracaso, temor a un futuro retorno, etc.

Comenzar una nueva vida no es tan fácil, pueden surgir miedos que bloqueen y dificulten la adaptación al país de destino: miedo a lo desconocido, temor a no lograr los deseos que nos han llevado hasta allí, miedo a cambiar de forma de ser, miedo al rechazo o al no poder integrarse en la nueva cultura.

Normalmente, las personas superan estos miedos y en la mayoría de los casos no van más allá, poco a poco verán su nueva vida de manera satisfactoria, a no ser que el cambio haya sido mucho peor.

En el siguiente capítulo veremos que ocurre cuando no se logra todo aquello sobre lo que se tenía en mente antes de lanzarse a la aventura, los sentimientos que aparecen son los propios del Síndrome de Ulises.

Ejercicios pensamiento lateral Parte II

ACERTIJOS HISTÓRICOS

  1. Primera Guerra Mundial: Al comienzo de la Primera Guerra Mundial el uniforme de los soldados británicos incluía una gorra marrón de tela. No poseían cascos de metal. A medida que la guerra continuaba las autoridades militares comenzaron a alarmarse por la gran proporción de heridos en la cabeza. Decidieron entonces reemplazar la gorra por un casco metálico. Sin embargo, se sorprendieron al descubrir que la incidencia de heridas en la cabeza aumentaba. Puede considerarse que la intensidad de la guerra era la misma antes y después del cambio. Así que ¿por qué aumentó la proporción de heridos en la cabeza por batallón cuando los hombres llevaban cascos metálicos en lugar de gorras?
  2. Un viaje memorable: En 1930 dos hombres condujeron un coche Ford desde Nueva York as Los Ángeles. El viaje de 5.375 kilómetros duró 18 días. Este no fue ni el primero, ni el más rápido, ni el más lento viaje de su tipo. Recorrieron carreteras normales; el coche era normal y también lo eran los conductores. Pero a raíz del viaje, estos dos hombres detentan un récord mundial que aún no ha sido batido. ¿Cuál es?11902439_10207654503221417_1475908000733205211_n

ACERTIJOS DIFÍCILES

  1. Muerte en el prado: Un hombre yace muerto en un prado. Cerca de él hay un paquete cerrado. No hay ninguna otra criatura en el prado. ¿Cómo murió?
  2. El hombre solitario: Un hombre vivió solo en una casa durante dos meses. No recibió visitas ni nunca salió de la casa. Al final de los dos meses enloqueció. Una noche apagó el fuego y las luces y salió de la casa. Como consecuencia de su ida murieron 90 personas. ¿Por qué?

ACERTIJOS ENDIABLADOS

  1. El servicio postal mongol: El servicio postal mongol tiene una regla estricta que indica que los envíos no deben superar un metro de largo. Los envíos mayores deben ser enviados por empresas privadas, notorias por su coste, ineficiencia y alto índice de pérdidas. Boris necesitaba enviar sin peligros su antigua y valiosa flauta a través del correo. Desgraciadamente, medía un metro con cuarenta centímetros y no podía ser desarmada, ya que era de una única pieza de ébano. Al fin dio con una manera para enviarla a través del servicio postal mongol. ¿Qué es lo que hizo?
  2. Hombre en el bar: Por su brevedad, simplicidad y dificultad, este acertijo tiene algunos méritos para ser considerado el mejor acertijo de pensamiento lateral de todos los tiempos. Un hombre entró en un bar y solicitó al camarero un vaso de agua. Nunca antes se habían encontrado. El cantinero sacó un arma de debajo del mostrador y apuntó al hombre. El hombre dijo: “Gracias” y se fue. ¿Por qué?

Fuente: Ejercicios de pensamiento lateral (Zugarto Ediciones) de Paul Sloan.